Ambulancias Sprinter a Brasil

Mercedes-Benz Argentina proveerá 1.500 Sprinter a Brasil para ser utilizadas como ambulancias.

Entre los anuncios efectuados en la IAA (International AutomobilAusstellung), feria internacional de vehículos comerciales más importante del mundo que se realiza en Hannover -Alemania-, se destacó que Mercedes-Benz do Brasil ganó la licitación para la provisión de 1.500 Sprinter ambulancias que serán fabricadas por Mercedes-Benz Argentina en su Centro Industrial Juan Manuel Fangio de Virrey del Pino, en La Matanza, provincia de Buenos Aires. Los utilitarios serán carrozados en Brasil.

La industria brasileña ha mostrado una sostenida recuperación de su crisis, y esto se revela al aumentar en un 30% el volumen de exportaciones en los primeros ocho meses de 2018 con relación al mismo período de 2017.

Las 1.500 ambulancias Sprinter serán destinadas al SAMU -Servicio de Asistencia Móvil de Urgencia- que está coordinado por el Ministerio de Salud de Brasil.

Durante el anuncio realizado en la IAA, Roland Zey, presidente de Mercedes-Benz Argentina y Managing Director de Vans para Latinoamérica, afirmó: “Estamos muy orgullosos de que nuestro producto estrella sea elegido para llegar a Brasil y dar asistencia en salud”.

De los países latinoamericanos, Brasil es el mayor comprador de las Sprinter argentinas. Al respecto, Zey sostuvo: “En promedio, entregamos a Brasil aproximadamente 9.000 unidades Sprinter por año. En los 20 años de fabricación local de la Sprinter, ya hemos comercializado aproximadamente 130.000 unidades en Brasil, lo que demuestra cómo los clientes brasileños valoran y tienen preferencia por las combis, furgones y chasis de nuestra marca. De hecho, actualmente el Sprinter es -dentro de su segmento- líder en ventas en Brasil. Recordemos también que Mercedes-Benz instaló en la Argentina su primera fábrica fuera de Alemania en 1951 y que hoy en día la filial local cuenta con 2600 empleados”.

Una de las 1.500 ambulancias Mercedes-Benz Sprinter con destino a Brasil.

Finalmente, Roland Zey agregó: “Mercedes-Benz Argentina sigue con mucha atención la coyuntura macroeconómica. Al hablar de los negocios ligados a la exportación de la Sprinter, principal actividad de nuestro Centro Industrial, la devaluación ha ayudado a ganar competitividad en los costos en pesos, es decir, en los componentes locales y en los gastos fijos de la planta. Esta licitación asegura más trabajo para la Fábrica, que está en dos turnos full de producción”.

Mercedes-Benz se prepara para el comienzo de dos proyectos de inversión muy importantes en la Argentina. La nueva Sprinter que se fabricará el año próximo en La Matanza, y que sorprenderá al mercado por sus avances tecnológicos, de seguridad y de confort, y la incursión de la marca en el mercado de las pick-up, con la nueva Clase X, que saldrá (también en 2019) desde la planta de Santa Isabel, en Córdoba, como parte de la alianza con Nissan y Renault. “Por ello estamos ampliando nuestra red comercial, con más cobertura, nuevos puntos de venta y talleres en todo el país. Todo esto, siempre trabajado en conjunto con SMATA, quien nos ha acompañado siempre, en las buenas y en las malas”, finalizó Zey.

Fuente: Prensa Mercedes-Benz Argentina

Dejá un comentario