Homenaje a la Misión Argentina en formato Manocontrol

Homenaje a la Misión Argentina en formato Manocontrol
La Maratón de la Ruta de Manocontrol ® en homenaje a la mítica Misión Argentina de los Torino en Nürburgring de 1969 tuvo todos los condimentos posibles. Los 49 pilotos y autos que tomaron la largada nos permitían imaginar lo que vendría, una carrera desgastante, extensa, de resistencia en todo sentido y así fue, una demanda de 8 horas a puro esfuerzo físico y mental, una verdadera maratón.
La previa

Esta pista del Parque Rivadavia era desconocida para todos. Piso áspero y parejo, con buen ancho y pequeños cambios de altura, más las banquinas de piedras sueltas amenazantes ante cualquier exceso que ponían a prueba cada tiro eran el escenario y todo entre ligustrinas que le daban un entorno de “infierno verde”. En síntesis, si se buscaba algo parecido a Nürburgring, estuvo cerca.

La convocatoria tuvo una aceptación mayúscula y allí se mezclaron los habituales cultores del Manocontrol ® con otros que volvieron al ruedo después de mucho tiempo. Ahí estaban de regreso José Aramburu y los Mazzitello (padre e hijo). La larga inactividad les hizo pagar el precio, pero al rato nomás le fueron tomando la mano.

Homenaje a la Misión Argentina en formato Manocontrol
Una pasión de chicos y grandes. 49 pilotos participaron de la carrera homenaje.

Debutantes como Diego Durruty y Hernando Calaza, co-conductores del programa radial “Dos Tipos Audaces” (Radio @rroba y automundo.com.ar ), hicieron de las suyas y hasta montaron un cámara Go Pro en el techo del auto para filmar y hacernos vivir “desde adentro” la cosa. Genial.

El periodista deportivo y a la vez “manocontrolero” de alma como Alejandro Desco no se la quiso perder y ahí estuvo hasta el final. También Juan Locatelli (Radio Mitre), con alguna experiencia previa en estas carreras, puso lo mejor de sí con un auto construido por LST Racer, tal vez el resultado no fue el soñado por él, pero no será la última vez que lo veamos, eso seguro. Su coequipier Juan Pablo Losino arrancó con todo, pero estrellar dos veces su Taunus contra las defensas de hierro, lo llamaron a sosiego. La buena construcción del auto soportó los golpes.

Homenaje a la Misión Argentina en formato Manocontrol
Los Torino de Nürburgring encabezan el pelotón de largada.

Hay alguien a quien ya consideramos como uno de los nuestros. Daniel Nefa, el destacado y joven piloto de TC Mouras, se puso al mando de uno de los Porsche oficiales y mostró que su “muñeca” y precisión son su fuerte. El auto se bancó todas y cada una de las peripecias de la carrera. Ojo con él a corto plazo. Un corredor jamás se rinde.

Otro punto alto fue la presencia de las cámaras de TN Deportivo con Federico Wiemayer a la cabeza. Un rato antes de la largada realizaron una producción con entrevistas que veremos muy pronto en un programa especial de las 84 Horas de Nürburgring a difundirse en Todo Noticias. Un lujo para el Manocontrol ®.

La carrera

Jorge Zampese (Lamborghini) se adjudicó el primer tramo ante Carlos Acuña y el poleman Guillermo Colombo, lo siguieron Marcelo Vivo, “Petty” Gabrielli, Carlos Niciforo y Alejandro Weiner en las posiciones más avanzadas. Había pasado el primer desafío, pero solamente el primero.

Homenaje a la Misión Argentina en formato Manocontrol
La pista rugosa y áspera, un desafío para los pilotos.
Homenaje a la Misión Argentina en formato Manocontrol
Marcelo Vivo, organizador del homenaje, “pisando” el acelerador de su Torino.

Tras el reagrupamiento de los participantes se dispuso la largada del siguiente segmento. Fue un calco del anterior en cada metro con los de adelante empezando a sacar cuentas, los del medio continuaban sin perder la esperanza y los del fondo apostaban a subir en la tabla de posiciones.
En la partida de la segunda etapa, Marcelo Vivo pasó al primer puesto, pero lo perdió al seguir de largo en la siguiente curva en bajada a la derecha. La punta pasaba a manos de Weiner y Zampese lo seguía a corta distancia, mientras que “Quique” Bertolo entraba en escena con su Fiat Abarth en tercer lugar y el debutante Gianfranco Garretta se hacía del quinto puesto postergando a los experimentados Aquino y “Petty” y a otro novato como Calaza que, con antecedentes en el “slot” ganaba lugares, pero esto es otra cosa.
Alejandro Vivo recuperaba terreno con un meritorio 9° lugar parcial, mientras que su hermano Agustín se debatía por enderezar su carrera.

Homenaje a la Misión Argentina en formato Manocontrol
Réplica de Torino de TC a fondo en un sector del circuito.

Caía la tarde en Caballito y todavía faltaba la última estocada. El sol de frente complicaba la visión de la recta opuesta. Weiner se consolidó ante algunos yerros de sus potenciales enemigos, pero no podía confiarse porque ganar la manga no era garantía de triunfo absoluto y debía esperar al cómputo general si quería festejar. Así de simple.

Homenaje a la Misión Argentina en formato manocontrol
Apretado pelotón que evidencia la paridad de los pilotos.
El final

Las luces artificiales del parque y los flashes de las cámaras de los celulares le daban un marco épico y de hazaña a la Maratón, algo pocas veces visto en la historia de Manocontrol ®.

La meta recibía a los sobrevivientes de una carrera inolvidable. Weiner llegó primero, pero no quería soltar su alegría hasta no saber qué pasaba con aquellos que le peleaban el puntaje.

Hasta que llegó la noticia, había sumado más que nadie y se consagraba como ganador de La Maratón de la Ruta de Manocontrol ®, aunque automáticamente sabía que su Torino, pintado como el recordado N° 2 de Perkins, Cupeiro y Rodríguez Canedo, empezaba a escurrirse de sus manos con destino a las vitrinas al Museo Fangio de Balcarce, tal el compromiso asumido por la organización de la competencia.

Homenaje a la Misión Argentina en formato Manocontrol
Largo pelotón de largada con Taunus GT, Peugeot 504 TN y otros clásicos nacionales y extranjeros.

Nadie olvidará el 3 de agosto de 2019. Manocontrol ® concretó la carrera más espectacular de su existencia por muchos factores: la cantidad de competidores, las ocho horas de duración y la gente que rodeó el circuito todo el tiempo con enorme curiosidad, pero más que nada porque el homenaje a los héroes de aquella Misión Argentina se hizo realidad.

Y como hemos dicho muchas otras veces, estas carreras tienen fantasía y ésta permitió que el Torino de trompa amarilla, que se frustrara en su andar al quedar atrapado en una zanja traicionera de la inundada pista de Nürburgring, medio siglo más tarde gane como simbólica recompensa a una historia de medio siglo.

Sólo nos resta agradecer a los magníficos auspiciantes que desinteresadamente apoyaron esta idea de homenajear a los ases de aquella gesta inolvidable del automovilismo argentino.

Este juego es una pasión y la Maratón de la Ruta de Manocontrol ® quedó en la historia. Gracias a todos.

Fuente: Marcelo Vivo – Manocontrol ® – 15 años

Homenaje a la Misión Argentina en formato Manocontrol
Un busto de Fangio, donado por el Museo Fangio de Balcarce, fue el premio mayor.
Homenaje a la Misión Argentina en formato Manocontrol
Los autos ganadores junto al premio.

Dejá un comentario