¿Cómo se protege un auto 0KM de la corrosión?

Claves del proceso de protección de las partes metálicas de los automóviles a través de la cataforesis.
Un informe de la compañía BASF señala las claves del proceso de protección de las partes metálicas de los automóviles a través de la cataforesis.

Por el transcurso del tiempo, las partes metálicas de los autos reaccionan ante el oxígeno y el agua.  Este fenómeno se denomina corrosión.  La manera más eficiente de evitarla es aplicando una pintura protectora durante la primera etapa del proceso de pintado del auto.

En el área de los recubrimientos para automóviles hay opciones cada vez más ecoeficientes.  La cataforesis es una técnica de aplicación de pintura mediante corriente eléctrica que permite una gran resistencia y mejora tanto para las carrocerías como para las autopartes metálicas.  Se trata de una pintura que se aplica como la primera de varias capas a modo de protección.

Durante el proceso de cataforesis la carrocería o las piezas metálicas del auto, que serán pintadas por las terminales y/o fábricas autopartistas, se sumergen en un tanque y recorren un baño de pintura conectado a un sistema de corriente continua. Este sistema automatizado genera una película de pintura uniforme que garantiza un pintado correcto tanto en superficies, bordes e interiores aportando una gran protección anticorrosiva.

Las claves del proceso de cataforesis son:

  • Durante el proceso de cataforesis, la carrocería o las autopartes metálicas del vehículo se sumergen en un baño anticorrosivo. En el caso de CathoGuard 800 de BASF, este tipo de pintura por cataforesis genera una capa de brillo a las piezas y una excelente protección final frente a la corrosión. Estos productos son excelentes para los procesos ecoeficientes de revestimiento integrado, en los que se puede prescindir de la aplicación de la primera capa, y son compatibles con los procesos de pre-tratamiento modernos con nanotecnología.
  • Este tipo de recubrimiento de cataforesis contribuye a una producción más sustentable. Al ser a base agua, no contiene materiales pesados asegurando la protección necesaria con una reducción de la capa de pintura de hasta un 20% en comparación con otros productos. Así, se minimiza el consumo de agua durante el proceso productivo, generando un menor impacto ambiental y más productividad y eficiencia para las terminales automotrices y autopartistas.
  • El empleo de este tipo de tecnología permite una mayor cobertura y protección de la superficie, que resulta un factor clave en la calidad final del vehículo. Una de las grandes ventajas del pintado por cataforesis es que facilita pintar zonas inaccesibles con un amplio poder de penetración.
  • La cataforesis también se aplica a piezas metálicas. Existe una nueva generación tecnológica para componentes de automóviles que no contiene plomo ni estaño, como, CathoGuard 570/580. Esta tecnología tiene un alto poder de penetración, genera menor consumo de agua ya que evita realizar el proceso de enjuague de la cabina recién pintada, ofrece mejor nivelación de superficies rugosas, tales como el hierro fundido, y posee características anti-chirridos para asientos.

 Fuente: Fabián García, gerente senior de ventas del negocio de Pinturas Automotrices de BASF

Dejá un comentario