Expo Artistas de Automovilismo, arte y autos en el Bajo San Isidro

Durante el fin de semana del 8 y 9 de diciembre se realizó la cuarta edición de Expo Artistas de Automovilismo, la muestra de arte de temática automotriz.

Pocos productos industriales como los automóviles provocan en los artistas el deseo de retratarlos. Tal vez la riqueza de sus formas, la diversidad de estilos, la evolución en el tiempo y la multiplicidad de escenarios disponibles para reproducirlos resulten tanto una tentación como un desafío para quienes poseen una especial sensibilidad hacia las formas en movimiento.

Este particular magnetismo pudo ser disfrutado el pasado fin de semana del 8 y 9 de diciembre en Expo Artistas de Automovilismo, la muestra de arte que por cuarta vez se realizó en el inmejorable marco que ofrece la Fundación Lory Barra. La actividad formó parte de Puertas del Bajo, un evento que propone una recorrida por talleres de artistas del Bajo de San Isidro y que organiza la Subsecretaría General de Cultura de ese municipio.

Expo Artistas de Automovilismo no solo es una muestra de arte, sino que integra en la propuesta una exposición de autos históricos, algunos de ellos reproducidos en las obras exhibidas. Más artistas, más vehículos y la rotación de expositores renovaron la exposición.

Autos y arte, la propuesta de Expo Artistas de Automovilismo en la Fundación Lory Barra.

Una vez más el curador del área artística fue el arquitecto Hernán Delannoy. La amplia convocatoria reunió a consagrados pintores como Jorge Ferreyra Basso, Jorge García, José María Villafuerte y Alfredo de la María, entre otros, con las jóvenes generaciones representadas por Rocio Chiachiarelli y Yamila Zabaljáuregui. Muchos artistas llegaron especialmente desde el interior del país y de distantes ciudades de la provincia de Buenos Aires. Recursos tan diversos como óleos, acuarelas, acrílicos, lápices, técnicas digitales y mixtas fueron los medios elegidos para recrear los automóviles tanto en expresiones de hiperrealismo como gestuales. Junto a las pinturas se expusieron muy logrados modelos a escala.

Por su parte, Emilio Heymans se ocupó de la convocatoria de los automóviles exhibidos. La variada muestra incluyó clásicos nacionales e importados, réplicas y autos de competición. Pequeñas microcupés, lujosos y deportivos de los años 60, 70 y 80 cubrieron los amplios salones de la Fundación Lory Barra.

Entre los autos de competición se destacaron un monoposto de la categoría Minijunior  construido por Tulio Crespi y equipado con motor NSU, un Falcon angostado 1967 y el Baufer-Chevrolet que pilotara Carlos Pairetti en la primera mitad de los años 60.

Junto a los autos y los artistas, la editorial Lenguaje claro Editora se sumó a la muestra con su oferta de libros de temática automotriz.

Como broche de oro, por la tarde del domingo Pedro Campo presentó la versión casi definitiva de su recreación del Frazer Nash BMW que participara en Le Mans. El proyecto había sido revelado en la edición anterior de Expo Artistas de Automovilismo, cuando se pudo apreciar el chasis y la estructura. Durante este año se avanzó en la construcción de la carrocería de aluminio y otros aspectos del conjunto. El modelo está equipado con un motor de BMW 325. La construcción del auto está a cargo de Emilio González y solo restan pequeños detalles para que pronto pueda salir a rodar.

Pedro Campo explica detalles de su nuevo proyecto. Detrás, obras de Rafael y Ángel Varela.

El público respondió muy bien en la tarde del sábado y pudo compartir con los artistas y expositores de los autos una disfrutable experiencia. Lamentablemente, la lluvia y la final “for export” del superclásico ralearon la asistencia durante el domingo.

Expo Artistas de Automovilismo sigue creciendo y promete más para el próximo año.

Baufer Chevrolet que corriera Carlos Pairetti.
Chevrolet Corvette, Rambler Ambassador, Isetta 300, De Carlo Minicar y una réplica del Alfa Romeo Giulietta Spider en un sector de la exposición.
Obras de Daniel Sonzini y Alfredo de la María.
Falcon angostado 1967 junto a obras de Miguel Paolantonio y Hernán Delannoy.
Monoposto minijunior con mecánica NSU Prinz construido por Tulio Crespi.
Obras de la artista Rocío Chiachiarelli.
Obras del artista Víctor Blebel.
Obras del artista José Luis Zaccaría.
Peugeot 204 de 1976, uno de los pocos ejemplares que ingresaron al país.

 

Dejá un comentario